La Insuficiencia ovárica primaria y la menopausia precoz

  • Si te han diagnosticado insuficiencia ovárica primaria, término que también se conoce como “Menopausia precoz”, aquí tienes una serie de aclaraciones y consejos a seguir.
  • En esta página también encontrarás respuesta a qué hacer si quieres preservar tu fertilidad

¿Qué es la Insuficiencia ovárica?

Se trata del cese de la actividad ovárica antes de los 40 años, edad en la que la inactividad ovárica se considera dentro de la evolución natural.

Ocurre cuando los ovarios dejan de funcionar antes de los 40 años. La mujer no produce estrógenos (hormonas producidas por el ovario) en cantidad normal y no ovula, desapareciendo por consiguiente la menstruación.

¿Qué causas pueden producirlo?

En la mayoría de casos se desconoce causa alguna. Esta situación se puede producir de forma espontánea ó tras el tratamiento aplicado para curar ciertas enfermedades: por ejemplo la extirpación quirúrgica de los ovarios ó la radioterapia ó quimioterapia necesarias para tratar diversas enfermedades neoplásicas.

Cuando la insuficiencia ovárica se produce de forma espontánea la mayoría de las veces es por algún defecto congénito en los cromosomas ó en sus genes (Sdme de Turner, Sdme. X Frágil…) ó por alguna alteración de la autoinmunidad. En ocasiones no se conoce la causa del cese de la actividad ovárica. El riesgo de desarrollar la insuficiencia ovárica aumenta si la mujer tiene antecedentes familiares con esta condición.

¿Es frecuente?

La insuficiencia ovárica espontánea se da en un 1 por mil antes de los 30 años y en un 1 por cien antes de los 40.

La insuficiencia ovárica debido a tratamientos necesarios para enfermedades benignas ó malignas es de un 3.5 a 4.5 % antes de los 40 años

¿Qué síntomas se pueden presentar?

Los síntomas son debidos a la falta de estrógenos que son las hormonas principales que el ovario produce: la ausencia de regla (amenorrea) es lo que más llama la atención en una mujer joven. Los síntomas no difieren de los que puede presentar una mujer de más de 40 años cuando desaparece la menstruación.

Otros síntomas causados por los bajos niveles de estrógenos son: los sofocos, las alteraciones del sueño, las alteraciones emocionales, la disminución de la concentración mental, la disminución del deseo sexual, sequedad vaginal que puede dar lugar a relaciones sexuales dolorosas

¿Tiene consecuencias en el futuro?

Cuando los niveles de estrógenos son bajos o nulos hay un mayor riesgo de desarrollar:

 

  • Infertilidad: no se puede restablecer la función del ovario con ningún tratamiento, aunque hay un 5-10% que puden concebir de forma espontánea.
  • Osteoporosis: se produce un aumento de la fragilidad de los huesos y por consiguiente un mayor riesgo de fracturas.
  • Enfermedad cardiovascular: los niveles de estrógenos bajos a una edad joven pueden aumentar el riesgo de ataques al corazón.
  • Depresión: la pérdida inesperada de la función ovárica puede producir una tristeza persistente en estas mujeres. Es conveniente una visita psicológica para valorar este problema o bien para hacer prevención del mismo.
  • Enfermedades autoinmunes: en las estas mujeres es interesante valorar periódicamente otras glándulas como el tiroides y la suprarrenal con el fin de detectar alguna deficiencia que puede asociarse al fallo ovárico.

 

¿Cómo se diagnostica?

La historia clínica detallada, interrogando sobre antecedentes familiares de la insuficiencia ovárica, la exploración física y ginecológica y la analítica de sangre son los pasos que su médico efectuará para llegar al diagnóstico.

El análisis de sangre medirá los niveles de estradiol (la más importante hormona estrogénica producida por el ovario) que estará disminuido y los niveles de Hormona Folículoestimulante (FSH),  producida por la glándula hipofisaria situada en el cerebro, que estarán aumentados como respuesta al estradiol ovárico disminuido.

Estos análisis se repetirán en más de una ocasión para confirmar su estabilidad.

Cuando el fallo ovárico es espontáneo también le indicarán efectuar otro análisis de sangre para estudiar los cromosomas (cariotipo).

Me han diagnosticado IOP ?Qué debo hacer?

La mayoría de las mujeres con insuficiencia ovárica, especialmente las más jóvenes, encuentran que es un diagnóstico difícil de aceptar desde el punto de vista emocional, pero tener información permite controlar diversos aspectos de la propia salud para convivir mejor con el cese de la función ovárica.

Con toda seguridad deseará volver a comentar diversos aspectos de su situación con el médico que le atiende: ¡hágalo! Una única visita no es suficiente para comprender los diversos aspectos del problema, cómo puede influir en su vida individual y de relación y qué opciones de tratamiento son las más adecuadas para su caso personal.

Cuando una mujer joven se encuentra en la situación de fallo ovárico, a menudo desea conseguir una gestación lo más rápidamente posible pero antes de nada…

Cuidar de mi salud

-El tratamiento de sustitución hormonal es necesario y siempre recomendable para evitar los molestos síntomas de la falta brusca de estrógenos, la osteoporosis y las alteraciones vasculares a largo plazo. Mejor cuanto antes se inicie el tratamiento y conviene continuarlo hasta la edad en que es más frecuente la menopausia  (hacia los 50 años). La terapia hormonal puede ser en pastillas o bien en forma de parche o de crema en la piel.

Solo en los casos en que exista una enfermedad tromboembólica o tras el diagnóstico de un cáncer hormonodependiente este tratamiento estará contraindicado.

-Atender a la salud mental y emocional: es frecuente que el diagnóstico de fallo ovárico prematuro ocasione ansiedad y depresión de intensidad variable, sobre todo si no se ha cumplido el deseo de ser madre. La ayuda profesional permite encontrar el lugar donde elaborar y organizar los sentimientos que afloran ante este diagnóstico.

-Llevar un estilo de vida saludable: el ejercicio moderado habitual, la dieta rica en calcio y evitar el tabaco y el sobrepeso disminuyen el riesgo de osteoporosis y de enfermedad coronaria.

¿ si quiero tener hijos?

Lo más costoso de aceptar para las mujeres con la insuficiencia ovárica es la dificultad para tener hijos.

Cuando la insuficiencia ovárica es espontánea y con cariotipo normal puede suceder que el ovario presente cierto grado de actividad de forma intermitente y la gestación espontánea se pueda producir en un 5 a 10% de las parejas (en condiciones de normalidad ovárica la tasa de gestación espontánea llega al 60-70%). Pero no hay ninguna prueba que nos indique si esto va a suceder y tampoco los tratamientos de estimulación de la ovulación de los que se dispone en la actualidad son capaces de activar estos ovarios para que se produzca la ovulación.

¿Si me van a someter a tratamiento con quimioterapia o radioterapia?

En general, todos los quimioterápicos utilizado en el tratamiento del cáncer actúan sobre los ovarios produciendo el cese temporal o definitivo de su función hormonal y reproductiva.

La intensidad de estos efectos dependerá del fármaco, de la dosis empleada y la edad de la mujer. Aunque algunas pueden recuperar estas funciones, es conveniente consultar a su médico acerca de las posibilidades de que sufre una menopausia precoz o una dificultad para quedarse embarazada.

Los avances recientes han sido trascendentales en esta materia, y si te encuentras en esta tesitura, pudes preservar tu fertilidad gracias a las técnicas de reproducción asistida (TRA). Las TRA más recomendadas actualmente son la vitrificación de ovocitos y de embriones.

¿Qué es la vitrificación de ovocitos?

Se trata de una técnica de reproducción asistida en la que se consiguen preservar los ovocitos, y así poder demorar el embarazo para cuando lo desees.

Se usan con gran éxito en mujeres que siendo jóvenes han recibido tratamiento para el cáncer y que por su causa se ha agotado su capacidad fértil; aunque también lo están reclamando mujeres que sin patología alguna deciden postergar su maternidad para el futuro y no tener dificultades entonces.